||Cómo saber si una página web es de fiar

puntos pagina web fiable

Cómo saber si una página web es de fiar, te facilitamos un conjunto de puntos para tener en cuenta.

En la actualidad, navegar por internet supone exponernos a una gran cantidad de riesgos para la seguridad de nuestros sistemas, ¿Como saber si una página web es de fiar?

La red se ha convertido en el principal recurso para buscar información, estar en contacto con otros usuarios, aprender, entretenernos, … Es un lugar repleto de información, servicios y plataformas de todo tipo. Las utilidades son muy variadas, igual que el gran abanico de páginas web que podremos encontrar. Pero claro, no todas son legítimas. A continuación, vamos a pasar a enumerar un conjunto de aspectos a tener en cuenta para poder descartar las páginas web con intenciones ocultas.

  1. Aspecto general

Es el primer punto a tener en cuenta y lo primero que nos encontramos al entrar a una página web. Si notamos que el aspecto general como el menú, la estructura, la visión general no es del todo correcto y vemos cosas que no encajan entonces podemos empezar a sospechar que se trata de una web fraudulenta.

  1. Certificado SSL o conexión HTTPS

Debemos prestar especial atención a si el sitio web en cuestión cuenta con un certificado de este tipo, sobre todo, si vamos a introducir datos de carácter personal o realizar un pago. Hoy en día, el no tener un certificado de este tipo en un sitio web hace desconfiar e incluso los buscadores de internet penalizan este tipo de páginas porque denotan una antigüedad o falta de actualización en las mismas. Pero ojo, que cuente con un certificado ya no debe hacer que nos fiemos ciegamente del sitio web ya que desde ya hace un tiempo existen certificados gratuitos y que muchos delincuentes utilizan en sus webs para darle credibilidad a sus estafas.

  1. Redacción del contenido de la web

Si observamos que el contenido de la web no es del todo coherente o la redacción del mismo parece traducido de otro idioma y mal escrito deberemos desconfiar del sitio. Hay que poner especial atención a esto porque cada día van mejorando en este aspecto y resulta más difícil encontrar fallos.

  1. Nombre del sitio web o URL

Hay que prestar mucha atención a la dirección de la página web donde estamos ingresando. Muchas veces los estafadores realizan un pequeño cambio en el nombre del dominio de forma que si no nos fijamos bien podría parecer que estamos en el dominio legítimo. El cambio puede ser tanto en el propio nombre de la empresa como en la terminación del dominio, que el original sea .es y el fraudulento sea .net

  1. Ventanas emergentes y publicidad excesiva

Un supuesto muy evidente es cuando entramos en una página y vemos que está repleta de publicidad y nos saltan ventanas emergentes constantemente. Es un indicativo importante de que ese sitio no es de fiar.

  1. Sección de contacto y avisos legales

Normalmente, las páginas web serias cuentan con una sección de contacto que nos facilita información de contacto e incluso de localización de la entidad responsable de la web. De esta forma, podemos ponernos en contacto con la web e incluso gracias a herramientas como Google Maps podemos verificar la existencia de la empresa.

De la misma manera un indicativo importante para comprobar que estamos ante una web fiable son los avisos legales que toda web debe tener: aviso legal, política de privacidad, política de cookies y si estamos ante una web de venta on-line las condiciones de compra.

En ellos se debe hacer mención explícita del propietario de la web, su información fiscal y las diferentes formas de ponernos en contacto con él y, tal y como se mencionó con anterioridad, verificar si la empresa existe.

Si en la web que visitamos no existe esta información podemos poner en duda la veracidad de la misma ya que, en la mayoría de los casos, se estaría vulnerando la legislación sectorial vigente.

  1. Contenido difuso y que no concuerda

El contenido es muy importante. Si vemos que los textos son difusos, que no concuerdan con lo que es la página, haría que sospechemos. Por ejemplo, si estamos en una web donde queremos buscar información concreta de un dispositivo y llegamos a una sección con contenido muy variado, con información que nada tiene que ver con lo que buscamos.

  1. Información u opiniones en la red

Algo a tener en cuenta, sobre todo cuando se trata de sitios webs donde se pueden realizar compras, es realizar búsquedas en la red para encontrar información u opiniones de usuarios respecto al sitio web. Si al buscar información no somos capaces de encontrar nada o son confusos los resultados deberíamos tomarlo como una mala señal.

  1. Desde dónde hemos llegado al sitio web

Por último, otra pista puede ser la manera por la que llegamos a ese sitio. Puede ocurrir que lleguemos a través de un link desde un tercer sitio. Hay que analizar también este otro sitio y la manera en la que llegamos.

Comparte esta noticia, Elige tu red social!
2019-05-22T12:06:56+00:00 22 mayo, 2019|