El Supremo admite que un despido se pruebe con un vídeo que vulnera la protección de datos

Comparte esta noticia, Elige tu red social!